viernes, 30 de octubre de 2009

Hay canciones de esas

De esas hay,
que te transportan y te hacen llorar, quizas por el recuerdo de sus dientes color ocre o simplemente por un rasgar de la uña contra la cuerda que vibra por debajo de tu piel hasta llegar al nervio de tus ojos.

De esas,
que te hacen sonreir porque recuerdas cuando las cantabas con tu viejo amigo a dueto, el cantando en tenor y tu en falsetto, ambos creyendonos ser esos cantantes que llenan estadios; nosotros solo imitabamos los gritos de ellos.

De aquellas,
que escuchan el resto de tus amistades y por simbiosis las cantas, bailas o gritas, solo por tener un tonto enlace con ellos, para sentirte uno más del grupo y no un bicho raro mientras suenan unos timbales locos de alguien que no conoces.

Y algunas,
que he dedicado, me han dedicado, con las que he hecho el amor, con las que he llegado a un orgasmo al tiempo que una bateria marca el ritmo de tus caderas contra las mias.

Las de ustedes,
que son las que han escuchado mientras leen estas tonterias, que les pueden recordar: llorar, reir y fornicar...

2 comentarios:

Refugiada dijo...

ay así es...hay canciones de esas que se cantan para olvidar y otras para recordar.

Chus canal dijo...

las canciones me encantan algunas forman parte de mi vida pasada y mis recuerdos de juventud cuando recorri el mundo...hay una cancion de un grupo de musica español dedicada a mi se llama triste y sola de los perezosos de cantabria en españa si teneis oportunidad escucharla...besos chus canal